1
may/10
5

quick and deep USA immerssion

Esta semana santa decidí dejar de lado los contantes proyectos y planes de paz mundial que suelen ocuparme entre soñando despierto y haciendo o tratando de hacer los fines de semana y vacacionar un poco.

El destino elegido Atlanta GA USA, hay muchas cosas que no me gustan de USA y pendientes muy interesantes como Ensenada, el Cañón del Cobre, una playa o Colombia pero hay también muchas cosas que me gustan de USA así que decidí aprovechar que mi mamá esta ahí en su tierra natal de sabático, cosa que ya no sería así para el próximo puente de cuatro días o mas.

Así pues compre mi boleto hace meses deje que las cosas y las aventuras se asentaran por si solas, en esto de no hacer inicialmente muchos mas planes que la llegada y la salida siempre me ha ido bien pero esta vez fue extraordinariamente bien.

Conforme se acercaba la fecha surgieron excelentes opciones para pasar mis breves vacaciones y como pocas veces ocurre todos los eventos superaron ampliamente las ya de por si muy amplias expectativas.

El inicio no fue prometedor pero tampoco nada inesperado ni insoportable, unas cuantas probadas de algunos de los absurdos de nuestro vecino del norte (acá tenemos muchos también pero de otro tipo). En el avión había bastantes personas muy grandes con obesidad muy extraña una llevaba un perrito en una maleta, al inicio parecía que sería un vuelo lleno de agudos ladridos neuróticos del pobre animalito, pero se clamo y fue un vuelo “normal”.

Llegando una oficial de aduanas, con buenos modales, pero con alguna necesidad rara de fastidiar me envió una revisión mas exhaustiva de mis papeles para entrar. Esperar 45minutos para que finalmente te pregunten un par de cosas y te dejen pasar no es grato, pero me permitió ver una de las cosas que mas me gusta de lo Estados Unidos mezclada con una de las mas tristes de nuestra especie. El área de espera para la segunda revisión estaba llena de gente de todos lugares. Entre los que esperábamos la mayoría eran asiáticos, pero entre los que atendían había de todo blancos, latinos, morenos,  asiáticos, negros, pelirrojos, hombres y mujeres de todos tipos iban y venían. La mayoría con caras y actitudes muy desagradables, engreídos no por prestar un servicio a su país o a los visitantes sino por sentir muy importante el minúsculo poder que tienen. Pero en actitud también había de todo y hubo también agentes amables y otros como bipolares porque a veces eran muy amables y a veces no.

Pase pues la migración y al subir al trenecito que te lleva a la salida, saplash otro regalito para que no olvidara en donde estaba, montón de chavos vestidos con uniformes militares abordan el mismo vagón que yo. Para mi que me la paso soñando con la paz podría pensarse que fue un encuentro desagradable pero puede constatar, que como en la mayoría de los casos esos jóvenes soldados son gente buena, quienes encontraron en la aceptación de participar en hechos violentos una respuesta muy equivocada a inquietudes, expectativas, necesidades y/o deseos que no deben de distar mucho de los que la mayoría tenemos.  Así pues confirmé que Never-More es viable y lamentablemente que si tiene éxito tomara muchas pero muchas  generaciones, pero vale la pena.

Después saludos y abrazos con mi mamá y embarcarnos a otra locura, las carreteras inmensas donde a pesar de los a veces 10 carriles por lado se hace trafico y aunque fluye las distancias son tan largas que te llevan horas. ¿Cuando entenderemos, mover y ocupar el espacio y peso de un auto para transportarnos es ridículo e inviable mas si pretendemos que sea “para todos” (Viva Eco-Bici, el metro y el metrobus)?

Se que hasta ahora parece que me la pase mal, pero no esos detalles desagradables me recordaron ya afianzaron muchas ideas y valores.

Luego de una sesión de auto vi/conocí la zona y casa donde creció mi mamá. También conocí una de sus amigas de la infancia, platica muy grata e interesante, como en todos los países siempre hay gente que vale la pena. Luego mas auto, ver una extraña plaza comercial latino/asiática  y a la llegada a casa donde conocí a Lucy una joven ingeniera en sistemas originaria de China, que trabaja y estudió en la Universidad donde esta temporalmente mi madre. También cené unos exquisitos !Dumplings¡ unas mini empanadas chinas que otra amiga de mi mamá hizo a mano para mi y mi madre. A esta gran cocinera no pude conocerla porque ya había vuelto a China, pero afortunadamente mi paladar coincidió con su comida en medio de ni mas ni menos que USA.

Al día siguiente un poco de todo visita al downtown en este caso lleno de negros que ciertamente le imprimen un gran ritmo a todo lo que hacen, bullicio, rapeo, gente habalando muy alto vendedores de todo y de todo tipo relojes, joyas, suvenirs comida, celulares, cinturones, carteras y muchos anuncio para que te pusieras tu dientes oro. A unas cuantas cuadras de ese bullicio que como chilango me encanta, otras áreas del downtown lucían mas calmadas, con mucha menos gente en la calles y bastantes mas blancos. Si en USA hay de todo y convive y se mezcla pero también se auto segrega y forma getos sin lineas marcadas pero a veces muy claras y otras, mas afortunadas, no muy definidas.

A mitad del día visita a maravillarse con la naturaleza. Una visita al jardín botánico, tema de la temporada orquídeas. Paredes y paredes de orquídeas de todas formas y colores. Sin palabras mejor vean unas fotos:

Luego otro plato fuerte y aun mas exquisito (al menos para mi) “The Machine” un grupo tributo a Pink-Floyd tocó esa noche junto con la orquesta sinfónica de Atlanta. La buena música, en vivo es fantástica y cuando es de Pink-Floyd y es acompañada con una orquestas sinfónica es increíble.

Al día siguiente  esperaba algo aun mejor que Pink-Floyd en vivo y con orquesta sinfónica (cosa que generalmente me hubiera parecido imposible).

El día empezó con algo inesperado, para mí, fuimos a un grupo de trabajo de un colega de mi mamá. Los congregados eran en su mayoría mayas de todas edades y de ambos géneros y habíamos también unos pocos no mayas, el objetivo gravar un vídeo para motivar a otros mayas a continuar enseñando sus lenguas. Vestimentas coloridas y hermosas increíblemente  elaboradas, niños corriendo, donas, café, uno, dos, tres dialectos de maya niños risa, fe dialogo, sonrisas, admiración. Ahí estaba yo, oyendo maya en la tierra en la que Martin Luther King tuvo su sueño.

Después visitamos a mi tía y fuimos al acuario, un par de horas y varias fotos después me encontraba listo para lo mejor del viaje, el buceo en el tanque de los tiburones ballena. El tanque de acuario mas grande del mundo, para los peces mas grandes del mundo y que afortunadamente comen plancton así que son inofensivos y magníficos.  El buceo empezó excelentemente conociendo a gente muy amena de todos sitios, Puerto Rico, Nueva York, New Orleans y la propia Atlanta y claro ya en el agua fue la locura a donde voltearas había algo que ver tiburones rayas, manta rayas y peces de todos tamaños, literalmente había siempre al menos tres o cuatro animales formidables siempre a tu alrededor. jeje mas fotos (que por cierto no se comparan en nada con la experiencia de estas hay)

Luego el domingo se frustraron los planes de shoping lo cual fue muy bueno porque pasamos mas tiempo con mi tía. Y pues nada a tomar el avión volver a mi generalmente grata rutina en mi querido Mexico DF.

Filed under: Lugares